Volver a la Guía de Accesibilidad
Logo punto alfredo digital Fundación Punto Alfredo Digital
Una Discapacidad No es la Muerte, es un Reto a Vencer
¡Ayúdanos a Ayudar!

Síguenos en:

Tener o no Tener.

Cuando hablamos de riqueza, hablamos de abundancia de mucho y de todo, pero, la riqueza hay que trabajarla y ser constante en su búsqueda. Dedicarle tiempo y esfuerzo para llegar a ella. Es importante entender que también la palabra riqueza la podemos usar de muchas formas.
Hay personas que piensan que su mayor riqueza son: sus hijos, su hogar, su salud y es válido ese concepto. También la palabra riqueza la tenemos que entender de una manera subjetiva de acuerdo al concepto de cada persona, aunque en un mayor porcentaje entiendan la riqueza como la hemos descrito.
La abundancia también es importante valorarla con los demás conceptos, como: salud, hijos, hogar, dones, capacidades, entre otros. Es sumamente importante todas estas definiciones, valoraciones y percepciones que tiene la gente sobre la palabra riqueza, porque, de esta manera vamos a entender como las personas ven el otro punto de vista de riqueza.
Aquí viene otra palabra rico, si usted tiene mucho dinero, casas, apartamentos, empresas, yates, usted es rico y que pasa con la otra definición o el otro concepto de que si usted tiene salud, usted tiene un hogar feliz y armónico con sus hijos, ¿Usted es rico? Pero, esa es una percepción es subjetiva, la realidad es que es una riqueza invalorable, en la sociedad lamentablemente no se ve así.
Querido amigo y amiga es importante que usted esté claro de que esa riqueza si lo hace feliz, alegre y usted valora eso de esa manera, eso es así, porque a veces las personas y el entorno te hacen pensar de que la única riqueza que hay es la material y eso no es así. Es importante entenderlo, porque, cuando uno valora le da importancia a algo, lo cautiva, lo engrandece, lo fomenta y eso es lo más importante de todo esto. Obviamente la gente quiere tener mucho de todo, eso no es malo, pero, entonces tendremos que hablar del equilibrio. Sí, cosas, pero esas cosas que nos generen y nos fomenten la verdadera felicidad.
Un ser humano equilibrado va a llenar cada minuto de su vida de felicidad, porque, la verdadera riqueza debe ser material, espiritual o de salud. Lo importante es que genere felicidad. Si usted tiene abundancia de cualquier bien: dinero, casas, apartamento, pero eso no le genera felicidad, ¡Usted es pobre!
Ese es otro término del cual debemos hablar más específicamente, porque, hablamos de la riqueza, ahora hablaremos de la pobreza, la cual es usada para describir la ausencia de cosas materiales como: carros, casas, apartamento, yates y dinero, pero, también la utilizamos para describir la ausencia de valores espirituales, morales. Hay que destacar que para llegar a ella, en un porcentaje bien alto juega un papel fundamental la actitud.
Si, querido amigo o amiga la actitud, claro hay realidades como el nacer dentro de la pobreza, el carecer de muchos recursos, pero tu actitud puede alejarte de ella o que vivas toda tu vida en pobreza. Por eso es importante entender lo que describimos anteriormente como la riqueza, tu percepción de ella porque si en tu cabeza entiendes lo que es riqueza. Vas a entender que tus manos son hacedoras de riquezas, tu cerebro va a generar ideas y esas ideas se van a convertir en riqueza, pero, si entiendes de una manera fría las palabras riqueza y pobreza, eso no te va ayudar, pero, si entiendes esos dos términos en profundidad, eso te ayudará a generar riqueza y alejarte de la pobreza.
La pobreza es una realidad (Carencia), no tienes, pero tu actitud, tu fuerza, tu energía transformadora, te trasladará a la riqueza (Abundancia). Es el equilibrio un paso hacia allá y la pobreza simplemente te servirá como aprendizaje, te servirá para valorar esa riqueza que ya hayas logrado con tu esfuerzo, con constancia y perseverancia.
Por último tenemos las dos palabras rico y pobre que son adjetivos, que nos describen el que tiene mucho y el que no tiene o tiene poco, de esa manera lo ve la sociedad. Eso a veces es subjetivo, porque va a depender de tu actitud y del manejo de tus recursos, porque, anteriormente hemos hablado que lo importante es el equilibrio, lo importante es la actitud de que hacer con lo que se tiene, eso es más profundo pero es así.
Una persona rica que se llame rica, va a estar llena de abundancia, pero si no administra bien su riqueza desde todo punto de vista, va a terminar metido en la prisión de la soledad de la pobreza. Es contradictorio que una persona que tenga mucho se sienta como pobre. Por otro lado tenemos varios tipos de pobres: 1) La persona que carece de muchas cosas, pero, esto hay que verlo con mucho cuidado, porque, a veces ese individuo no es una persona pobre, es decir, tiene dones, habilidades, ideas, pero no tiene una actitud o herramientas para mover todos estos recursos y se mantiene en la pobreza, quejándose, llorando, porque de repente él quiere es la abundancia, pero no hace nada para lograrla. Ese puede ser un pobre circunstancial o si sigue con esa actitud será un pobre permanente.
El pobre circunstancial va a generar, va a mover esos recursos: ideas, habilidades, fuerza, el don que DIOS le dio. El pobre permanente simplemente se va a quejar, va a seguir llorando, va a seguir lamentándose y va hacer de la pobreza su casa, no va a salir de allí, va a trancar el candado y va a botar la llave.
Amiga y amigo es importante reflexionar sobre estos temas: felicidad, riqueza, pobreza, el ser rico, el ser pobre, el tener o no tener. Hay realidades como la pobreza, pero, nosotros tenemos la capacidad de cambiar las adversidades, por realidades positivas, como la Felicidad y la Riqueza mediante nuestra actitud, esfuerzo y trabajo.
Nosotros podemos generar riqueza, aún siendo pobre o carecer de cosas, lo más importante es sacar nuestro potencial y caminar por la vida dando sonrisas y recibiendo carcajadas, porque, al fin de cuentas lo importante es ser feliz y no el quedarse quejándose por una situación circunstancial. Porque la pobreza y la riqueza son circunstanciales.
Usted puede ser pobre o puede ser rico, pero tu actitud es lo que va a cambiar y va hacer la diferencia. Yo te invito a buscar dentro de ti tu riqueza y a visualizar cual es la pobreza para que la alejes de ti y se transforme en una enseñanza, en un punto de aprendizaje y que tú seas una persona ejemplo para las personas que están en el árbol de los lamentos. Quejándose por su pobreza, su carencia, se levanten de ahí a buscar su felicidad, su riqueza, su armonía, así como Moisés salió a buscar la tierra prometida.
Nosotros tenemos la obligación de buscar nuestra felicidad en cada cosa, en cada detalle. Es importante que nos movamos y pongamos a trabajar todo nuestro potencial. Todas estas riquezas que nos regaló DIOS y la vida nos presenta como regalo. Ese regalo trae habilidades, trae dones, por eso vemos personas que han sido muy pobres, pero que tienen el don de cantar, el don de actuar, de administrar, el don de escribir, el don de hacer poesías, el don de ser buen abogado, el don de pintar cuadros. Pinta tu cuadro en ese lienzo blanco que se llama vida o escribe el libro de tu vida con tus acciones, con tu trabajo constante cada dìa escribe una página y sé Feliz. Lo importante es escribir cosas bonitas y pasar a la página siguiente…
©2012 - 2015 Fundación Punto Alfredo Digital.
RIF J-40147555-8. Todos los Derechos Reservados... Sitio web Realizado por
Jesús Blanco